Cómo conducir con niebla, consejos y recomendaciones

La niebla es, sin duda alguna, uno de los factores climatológicos más peligrosos al volante.

La falta de visibilidad asociada a la niebla no sólo causa problemas para la circulación del tráfico como retenciones o tráfico lento, sino que puede ocasionar graves accidentes cuando los conductores no mantienen una distancia de separación, respecto al vehículo que le precede, adecuada a las malas condiciones de visibilidad.

Riesgos de conducción asociados a la niebla

Con niebla muy intensa, el conductor puede quedarse sin visibilidad más allá de una veintena de metros. En estas circunstancias, no se distingue el trazado ni se percibe la presencia de otros vehículos hasta que prácticamente los tenemos encima.

La niebla humedece la calzada haciéndola más deslizante. Y si las temperaturas bajan, puede llegar a helarse.

Cómo usar la luz antiniebla

El uso correcto del alumbrado antiniebla es esencial para mantener la seguridad bajo estas circunstancias climatológicamente adversas.

Cómo actuar

El uso de la luz antiniebla trasera es obligatorio en el caso de niebla espesa.

Además del trasero (obligatorio) es recomendable encender el alumbrado antiniebla delantero, así se hará más “ancha” la franja de carretera iluminada y se logrará ver y ser visto.

Por supuesto, no use las luces de largo alcance, ya que rebotan.

Además, si y circulamos por carreteras convencionales, se desaconseja el adelantamiento.

Reduzca la velocidad tanto como sea necesario y adáptela a su campo de visión para poder detenerse siempre dentro de la zona visible.
Utilice como guía las marcas longitudinales del centro y laterales de la carretera.

Con niebla, cualquier obstáculo puede presentarse inesperadamente en la calzada.

Si fuera necesario reaccionar con una esquiva de emergencia, hágalo así:

1. FRENE A FONDO SI TIENE ABS
Con frenos convencionales, reduzca la presión para no bloquear las ruedas.

2. BUSQUE UNA VÍA DE ESCAPE
Mire a izquierda o derecha y no se quede mirando el obstáculo.

3. GIRE EL VOLANTE PROGRESIVAMENTE
Media vuelta como máximo. Deshaga el giro con un movimiento rápido y corto tras rebasar el obstáculo.

4. REGRESE A SU CARRIL
Hágalo suavemente estabilizando el coche. Si fuera necesario, frene y deténgase.

Conducir con niebla puede comprometer la seguridad porque impide ver y hace la calzada más deslizante.

Por ello, hacer un uso correcto del alumbrado antiniebla de su vehículo y adecuar la velocidad a la marcha para poder frenar a tiempo, son las mejores armas para conducir con niebla.

Dónde comprar recambios faros antiniebla

Como hemos descrito los faros antiniebla desempeñan un papel muy importante en la seguridad de nuestro vehículo ya que son esenciales para la visibilidad no sólo cuando hay niebla en la carretera sino en otras en condiciones meteorológicas adversas como durante una nevada o lluvia intensa.

Por ello, si buscas una web en la que comprar recambios para tu vehículo como faros antiniebla a un precio asequible y con envío a todo el terrotorio nacional te invitamos a visitar www.recambiosdiocu.com nuestra tienda de recambios reciclados con garantía de calidad y de segunda mano online.

Imágenes
Cómo conducir con niebla, consejos y recomendaciones

Si te ha gustado el artículo, aquí tienes otros de la misma temática



¿Qué es un coche híbrido y qué ventajas tiene?
Los coches híbridos son cada vez más populares siendo algo muy común verlos circular por ciudades y carreteras. Pero, realmente sabes qué es un híbrido y ...
LEER MÁS
Cómo interpretar las señales de un agente de la Guardia Civil o Policía Local
Cuando circulamos, especialmente en circunstancias especiales como cuando se ha producido un accidente o existe un atasco, es habitual encontrarnos a agentes de Tráfico, ya sean ...
LEER MÁS